¿Cómo desarrollar ventajas tecnológicas competitivas para nuestra empresa?


Durante la pandemia del COVID-19, las empresas que se transformaron digitalmente crecieron cinco veces más que las que no lo hicieron. Ahora, en un escenario post-pandémico, los desafíos siguen incluso estando más presentes.


El primero que debemos mencionar es el de ir rápido. Como decíamos en el párrafo inicial, el futuro ya está aquí, es un hecho y todos aquellos que hasta aquí no fueron alcanzados por la tecnología, tendrán que ponerse en ruedo para lograr entrar en competitividad.

En segundo lugar, debemos mencionar la adquisición de talento en tecnología. Uno de los principales motores de la transformación digital y el desafío más grande para el desarrollo de innovación que afrontamos en la actualidad.


A raíz de la encuesta “Escasez de Talento” de la firma ManpowerGroup, “el 69% de las empresas a nivel mundial reportan escasez de talento tech”. En México, por ejemplo, el 60% de las empresas ha manifestado dificultades para encontrar perfiles profesionales con las competencias adecuadas para cubrir puestos digitales.


Bajo este escenario suenan las alarmas si consideramos que múltiples empresas están pasando por una transformación digital o comenzarán con ella, ya que, cada vez es mayor el número de multinacionales que están invirtiendo fuertemente en la innovación de la tecnología.


Un claro ejemplo de ello es la empresa Tesla. Como recordarán, recientemente Elon Musk, director ejecutivo de la compañía, anunció que ya no solamente son una empresa de manufactura de automóviles, sino que también; una empresa de robótica.


La realidad es que Tesla es tan sólo un ejemplo, ya que, a fin de cuentas, todos estamos sumergidos en la misma carrera tecnológica. Por esta razón es que como empresa debemos tener estrategias que nos permitan generar innovación interna empresarial. Pero la pregunta que se abre es, ¿cómo hacerlo? Y la respuesta es, mediante una estrategia tecnológica.


Para llevar a cabo esta estrategia, en primer lugar, debemos definir el objetivo. Es decir, ¿cuál es tu objetivo tecnológico? Tu objetivo puede ser desarrollar tecnología interna para hacer más eficiente los procesos o para ofrecer un nuevo producto o mejoras de alguno que ya tuviésemos en nuestro haber. Asimismo, es fundamental que como empresa te preguntes ¿qué proceso vas a facilitar para los usuarios?


Una vez resuelto esto, debemos ponernos a pensar en la definición de los Stacks tecnológicos. ¿Qué tipo de aplicación estás buscando? ¿Web app, realidad aumentada, con Inteligencia Artificial en el Blockchain o alguna otra? Dependiendo del tipo de aplicación, van a ser las habilidades que requieras en tu equipo de desarrollo.

Estos son todos nuestros Stacks de servicios.


Tercero: la adquisición del talento. Como empresa, hay que lograr focalizar los esfuerzos en conseguir el mejor talento nuevo en y para la tecnología que requerimos. Para esto, algunas compañías optan por aproximarse a las universidades y crear alianzas para un programa de prácticas profesionales donde poder conseguir recursos técnicos y profesionales destacados y dedicados a la adopción de tecnologías, mientras que otras compañías buscan iniciar su propio proceso de scouting con talento joven. Cuando los presupuestos son más amplios, es importante que se defina con precisión y anticipación las necesidades de desarrollo tecnológico existente.


Luego de esto, hay que ponerse a pensar en nuestros procesos de producción y en esta etapa, la metodología más utilizada por las empresas para llevar a cabo la planeación y el manejo de los proyectos de desarrollo, es el Scrum.


Finalmente, hay que trabajar y enfatizar en la adopción tecnológica y puesta en marcha, es decir, el lanzamiento en el mercado. Ahora que ya tenemos una aplicación en producción, ¿cómo vamos a adquirir los usuarios? ¿Cuál es el plan de lanzamiento al mercado? ¿Qué estímulo será propuesto para brindar apoyo al lanzamiento? Responder estas preguntas siempre brindará apoyo a desarrollar mayores ventajas competitivas.


La transformación digital que falla en su implementación, suele ser debido a que primero la empresa elige la tecnología y después de esto, se pregunta quién la va a emplear. Esto pasa generalmente porque muy fácilmente nos engolosinamos con una tecnología que parece ser la solución a todos nuestros problemas empresariales actuales, por lo que la adquirimos sin conocimiento alguno, pensando en la facilidad de instalación que posee, sin poner un ojo sobre todos los factores de adopción de esta.


Por otro lado, las empresas que logran consagrar la transformación digital, ponen el problema de las personas en el centro y luego buscan qué tecnología aplicar. Por lo tanto, la transformación digital no es usar tecnología sin sentido, sino preguntarse el para qué se va a aplicar y a quiénes les va a solucionar la vida, respuesta que no tendrá exclusión única para los consumidores, sino que también, para mi equipo de trabajo.

Las organizaciones deben continuar con ese cambio, pensando siempre en innovar, crear tecnología y atraer a los mejores talentos, es decir, a la transformación digital como una ventaja competitiva.


Si te gustó este artículo, te dejamos invitado a conocer más en nuestro sitio web,www.smartbricks.cl, como también, te recomendamos seguirnos en nuestro perfil de LinkedIn, donde compartimos información, entrevistas de interés, requerimientos, actualizaciones, noticias y reportes de nuestra industria y cómo podemos a través de la tecnología, ayudarte a aumentar el valor de tu negocio y la relación con tus clientes.